Cuidar la piel en invierno

La piel tiene una importancia capital en el buen funcionamiento del organismo. Está adaptada para ejercer funciones diferentes, ya que constituye la principal intercomunicación entre el organismo y el medio ambiente. El invierno afecta a todo nuestro organismo, incluida la piel, sobre todo los cambios bruscos de temperatura producidos por el contraste del frío exterior y el calor seco del interior de los edificios.

Leer más

Cuidar el cabello en invierno

El cabello es altamente sensible a las condiciones ambientales. Mientras que en verano se ve dañado por el sol, el calor, la sal marina o el cloro de la piscina, en invierno la lluvia y el frío también afectan la salud y la vigorosidad del mismo. El contraste de la humedad y el frío del exterior con el calor y la sequedad de las calefacciones afectan al cabello volviéndolo más frágil a la vez que pierde textura y volumen.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies